CONIN Tandil busca prevenir y abordar de manera integral la problemática social que genera la extrema pobreza, como una causa principal de la desnutrición infantil.

Los primeros años de vida, desde la concepción, son fundamentales en el proceso de crecimiento y éste es muy vulnerable a diferentes factores del ambiente. Mediante el Método CONIN, durante ese período, podemos intervenir positivamente a nivel nutricional; familiar, fortaleciendo vínculos; y de desarrollo, estimulando al niño en el aspecto psico-afectivo y motor. Así es posible revertir el daño, de lo contrario, pueden quedar secuelas permanentes que dificultan la adaptación a la sociedad.

El éxito del Método CONIN para la prevención y el tratamiento de la Desnutrición, radica en trabajar sobre las causas, ya que se actúa más allá de la asistencia a la urgencia. Los programas que se desarrollan en el Centro CONIN Tandil están orientados a realizar acompañamiento  familiar a través de la asistencia y la educación. De ese modo se intenta buscar soluciones para minimizar o erradicar factores de riesgo que se divisan en la familia del niño.
La educación de la madre es fundamental para la recuperación del niño. Los principales beneficiarios del Método CONIN son los niños de 0 a 5 años de edad y sus madres, aún así las mamás embarazadas. A ellas se les brindan diferentes actividades educativas que promueven estilos de crianza saludables; potenciando los recursos individuales, familiares y sociales.